ESTACIÓN CENTRAL

Se me ahogaron los pies de tanto andar,

se hincharon tras unos pasos siguiendo líneas por los suelos.

El deambular de otras miradas se hicieron eco en mi llanto,

pero no hubo preguntas,

y los labios no respondieron; mordidos, gritaron silencio.

El exterior es contaminante y abrazador,

dentro es gélido; quizás enfríe las ideas.

Aparecen las prisas y tras ellas,

los cruces inevitables.

Estoy al margen de un banco,

en una estación,

centralizando los pensamientos.

Un aviso de megafonía,

invita al viaje.

Y mientras mi mente parte hacia cualquier destino,

pongo rumbo a unas líneas,

…por los suelos.

Esta entrada fue publicada en Poesia y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s