ESTRÍAS DE SANGRE

(Para mi hermana)

Tras el exilio de la edad adolescente,
regresé a las murallas de mi recuerdo,
aún hoy nada mío habita en ellas.
He horadado con sangre los cimientos,
en una guerra para fortalecer el vínculo
y he regado ajenos apellidos,
por complacer un estéril terreno
y al desbrozar el día contemplé
las estrías del espejo
acomodándose tras la sombra
del rostro de una madre.
¡Qué despreciable Troya
arderá con mis huesos dentro
y cuánto cristal profanaré
hasta atrapar la dulce imagen!…
…y me sea costumbre.

Maribel Díaz
(Derechos ® Poema del libro Línea perpendicular de mi pecho)

Fotografía de Francisco Carlos R.

Esta entrada fue publicada en Poesia y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s