FASES

Invertido el tiempo, nada pronuncié…
De este lado todo es sinónimo de una lágrima.
Las sombras son ciegas portadoras
y el sonido se apaga detrás de la luna.
La tierra es aire, el humo es tierra y la existencia… no tiene tierra.
Todo se evapora como la bruma en gravedad
y mi barco navega, no quedan continentes donde naufragar.
Una perra, una jaula, dos aullidos, mi ataúd.
No sé qué es la muerte, pero la vi llorar,
¿y yo?, detrás de la luna,
sin aullido que regrese…

M. Díaz
(Derechos ®)

Poema del libro Línea perpendicular de mi pecho

Fotografía autoría propia y Francisco Carlos R.

Esta entrada fue publicada en Poesia y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s