SEMILLA DE VERANO

Bicicletas de tardes de verano

adolescentes momentos dejados atrás

pues aún eramos semillas desnudas.

El aroma de mar en tu pelo

aturdiendo la edad de amarte

prohibidamente.

¡Que ingenuidad nos lleva a creer que no habrá viento en nuestra cálida playa!

Tarde, de verano.

Temprano, de otoño.

Solas han quedado

unas bicicletas.

Maribel Díaz

(del libro Línea perpendicular de mi pecho)

Fotografía de José Luis G.

Esta entrada fue publicada en Poesia y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s