HOJAS

Puedo describir de mil formas el jardín
y hablar de las veces que cambié de lugar las hojas
siempre apiladas.
Reconocer que dejé sin riego las estaciones
que no regresaron.
Nuestra casa tenía un jardín hermoso.
Recuerdo cuando lo cubrimos de cactus
y los guantes olvidados en las hojas.
Hojas
hojas apiladas que no supimos reciclar.

Maribel Díaz

(del Libro Línea perpendicular de mi pecho)

Fotografía de Francisco Carlos R.

Esta entrada fue publicada en Poesia y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s