ARQUEOLOGÍA DE UN POEMA

 

 

Para reconstruir el mapa o la casa o la playa

he aplicado mis estudios de otoño.

Las huellas del valle

se tragaron las plantas

la colina sigue siendo un espejismo

de difícil arqueología

y la estación, ya está excavada.

Con su nueva forma

la entrego a los ajenos juegos prohibidos

y al dios que todo nos reclama, su verano.

Atrás han quedado

cuatro otoños, cuatro primaveras

y cuatro inviernos.

No puedo despojarme

sólo quedan cenizas que analizar

y un poema a tres corazones sin remite.

 

Maribel Díaz

(Poema del Libro Arqueología de un poema)

Esta entrada fue publicada en Poesia y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a ARQUEOLOGÍA DE UN POEMA

  1. Estibaliz garcia calvo dijo:

    Me gusta mucho. Pero me gustaría oírlo.

    Me gusta

Responder a Pippo Bunorrotri Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s