HOMBRE DE PROSA

No hay nada en mí que no ame
¿por qué tendría que fusionarme…?
sí soy un hombre ingrávido en tu interior
un verso dentro de una estrofa corpórea
un alejandrino huidizo del romance
que busca encabalgar tus labios
pero disoluciono tu ripiado amor…

No busques lo que es libre
ambos conocemos la regla.
Eres esdrújula y te resto.
No va conmigo la rima, solo intento sugerir
que con métrica y sin arte
en menor o mayor manifestación
te concedo una licencia.
Sigue siendo tú, única sílaba de éste amor.

©Maribel Díaz

(De otros viejos poemas: Retos)

Esta entrada fue publicada en Poesia y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s